El curriculum que nos gustaría recibir. Parte I

Queremos recibir algo que nos ilusione.

La primera impresión que nos tienes que dar es que no eres un “trabajador-gasto” sino un “trabajador-inversión”, una persona que no solo no supondrá un número rojo en nuestra cuenta a final de cada mes sino alguien que nos permitirá ganar más dinero contratándole que dejándole de contratar.

Una empresa de servicios no es una cadena de montaje donde todo está automatizado.  Aquí la “calidad personal” cuenta y cuenta mucho. Haznos ver la posibilidad de nuevos ingresos, nuevos mercados, nuevos servicios. No te tenemos que poder dejar escapar aunque no esté en mis planes contratar a nadie.